Los trabajos contratados para la reforma de la vivienda en cuentión consistían en la realización de los trabajos necesarios para poder volver a ser alquilada, ya que el estado en el que quedó tras la retirada de todo el mobiliario del anterior inquilino no era adecuado.
Los trabajos que se realizaron fueron los siguientes:

  • Retirada del mobiliario de cocina así como retirada de estantes y demás enseres existentes.
  • Limpieza exhaustiva de todo el piso.
  • Raspado y posterior rejuntado de los azulejos y pavimentos de baños y cocinas.
  • Tapado de agujeros, saneado de paredes y techos y pintura de toda la vivienda.
  • Acuchillado y barnizado de parquet.
  • Reemplazo de carpinterías de madera deterioradas.
  • Amueblamiento de cocina.
  • Sustitución de embellecedores de mecanismos eléctricos.
  • Cambio de griferías.